¿Qué es lo que nos hace gastar mucha energía eléctrica/gas, o gastar mucho dinero en el hogar u oficina? Muchas de las causas, se deben primordialmente a la negligencia en el cuidado de los aparatos que usamos a diario, una irresponsabilidad en la manera de usarlos, y asimismo, no darle el mantenimiento que necesitan.

Consejos para evitar un calor mas fuerte en casa

Consejos para evitar un calor mas fuerte en casa

Esto lo podemos cambiar, y hay que admitirlo, algunas cosas son fáciles, mera rutina, pero en otras hay que poner un poco más de esfuerzo. Por ello, sigamos en cuáles son las recomendaciones o puntos básicos en el cuidado de un sistema de climatización como un Mini Split.

3.- La importancia de limpiar los filtros. Para limpiarlos, se debe hacer cada dos semanas, ya que acumulan demasiado polvo. Para sustituirlos, los expertos en climatización recomiendan que hay que hacerlo cada mantenimiento programado, o en su defecto, cada año.

¿Qué pasa cuando no limpiamos o cambiamos los filtros del aire acondicionado?

Generan olores extraños. Ten por seguro que de no cuidar tales aditamentos y cuando tengas en funcionamiento el Mini Split, de un momento a otro se percibirán olores raros o desagradables en tu casa u oficina. Continuamente hay que limpiar los filtros, e incluso añadir alguna solución para la completa eliminación de bacterias u otros agentes que provocan tales olores; existen productos especiales para tal propósito.

La función esencial de los filtros de aire, es para capturar todas aquellas partículas que nos hacen daño, contaminantes que vemos a diario, incluidos aquellos que no podemos ver. Si no limpiamos dichos objetos, no trabajarán de forma eficaz, incidiendo en nuestra salud y la de nuestros seres

Cuidado de aire acondicionado

Cuidado de aire acondicionado

queridos, al no respirar el aire puro que necesitamos en todo momento.

Cuando tenemos los filtros muy limpios, en buen mantenimiento y cuando los cambiamos en momentos exactos, entonces el rendimiento del Mini Split será espléndido, y sobre todo si buscamos obtener un rendimiento energético importante, donde implique un ahorro de electricidad y dinero; los polvos y demás suciedades obstruyen el óptimo funcionamiento de cualquier equipo de climatización, no importa cuál sea.

Para limpiarlos bien, si la suciedad es solamente de manera superficial, entonces tal vez solo baste con pasarle alguna pequeña aspiradora. Si la suciedad resulta más profunda, posiblemente sea necesario lavarlos con agua y jabón, bajo el grifo del agua, incluso con la utilización de soluciones especiales para desinfección total.

4.- Alternativas de ventilación y usos de otros objetos para propiciar un ahorro energético en el aire acondicionado. Es bastante normal que ante las altas temperaturas en el verano, busquemos mejorar la sensación térmica al poner los ventiladores o sistema de climatización a toda potencia, sin embargo en mayor o menor medida, podemos evitarnos esto, para no generar costos altos de dinero por uso de electricidad.

  • Precisamente, la utilización de persianas durante el punto más caluroso del día, podría ayudarnos a minimizar el calor entrante por los rayos solares, de esa forma, dosificaremos correctamente las fluctuaciones energéticas en los ventiladores del equipo de climatización.
  • Aislantes de calor. Mientras mejor aislantes tengan los muros y techos del hogar u oficina, podremos evitar una sensación térmica incómoda, y
    Olores desagradables por falta de aire

    Olores desagradables por falta de aire

    así, obtener más frescura durante las horas del día. Esto es importante a considerar, porque las filtraciones de aire por la construcción de la casa, hace que la misma pierda calor o frescura dependiendo de la estación del año, lo que nos lleva a abusar del uso de nuestros electrodomésticos.

  • Aprovechar los lapsos frescos del verano. Esto suele pasar durante las primeras horas del día, donde el punto de rocío suele ser elevado, dependiendo también de la región en cuestión, refrescando las mañanas. En ese sentido, habría que abrir las ventanas para aprovechar una circulación fresca de aire entrante; esto es mucho más preferible que tener la necesidad de encender los ventiladores apenas iniciemos nuestras actividades. Asimismo, dependiendo de la región, se pueden aprovechar las horas nocturnas para dar frescura a nuestra casa de forma natural. Es necesario empezar a usar el entorno que nos rodea para no depender en demasía de la calefacción o aire acondicionado.
  • Uso de plantas purificadoras. Existen plantas que son capaces de refrescar y purificar un ambiente interno, sería una gran idea poner algunas de estas en puntos estratégicos de la casa u oficina.

Uso de humidificadores. Estos dispositivos de humidificación son realmente provechosos. Con la ayuda de estos sistemas, podremos mejorar la sensación térmica interna, y así no tener que usar demasiado el sistema de climatización.